sábado, 27 de junio de 2015

No basta rezar!

Una palabra diaria que viene de Dios

Manos de Giomar escribiendo en su computador
"...hacen falta muchas cosas para conseguir la paz!"

                Piense por un instante en la casa de sus sueños y luego descríbasela a alguien de confianza, para que pueda tener la comodidad de expresarse libremente. Bien todo listo. Ahora cómprela! Evidentemente la cosa no es tan sencilla.

                El pensamiento, la oración y la acción deben ser una tríada inseparable en nuestras vidas. Hay maravillosas ideas gestadas en nuestro interior, que incluso ponemos en manos de Dios para bendecirlas con fe, pero que nunca se materializan porque no actuamos en consecuencia.

                Dejar las cosas en manos de Dios, de ninguna manera quiere decir que debemos actuar irresponsablemente ante la vida. Así como el trabajo es necesario y es una privilegiada bendición poder trabajar en libertad para ganar nuestro sustento, Dios le dice al hombre que descanse en Él, le entregue sus cargas y entienda que no hay necesidad de afanarse por cosa alguna (Ex 33:14, Ec 4:6, Mt 11:30, Mt6:25). También Dios quiere ver la acción del hombre en demostración de su fe y su amor por Él.

                En este sentido el apóstol Santiago escribe en su carta:

"Vosotros veis, pues, que el hombre es justificado por las obras, y no solamente por la fe." Santiago 2 : 24

                Agradece a Dios trabajando, bendice cada cosa que hagas y dedica tus planes y metas a tu Padre que está en los cielos. Esfuérzate y se valiente, ora con fervor, no desmayes y actúa demostrando la convicción de lograr todo cuanto te propongas.